EN|ES

Llámenos al
(+34) 952 586 286



Aspectos Básicos para Diseñar la Primera Línea en un Trasplante Capilar

Aspectos Básicos para Diseñar la Primera Línea en un Trasplante Capilar

Cada paciente requiere un diseño en trasplante capilar

Uno de los principios básicos que define el modo de trabajo del Dr. Panno, uno de los cirujanos capilares de referencia del panorama internacional, es el tratamiento personalizado y particular de cada paciente. Cada trasplante capilar requiere un trabajo previo por parte del doctor en el que, entre otras cosas, se realiza un diseño que guiará la intervención y que será aprobado por el paciente antes de empezar la cirugía capilar.

Diseño en un trasplante capilar

La primera línea frontal, tanto de hombres como mujeres, es una de las zonas más comunes sobre las que se realizan injertos capilares, y que gracias a la práctica experimentada del Dr. Panno, el uso del instrumental de última generación y el empleo de técnicas de cirugía capilar avanzadas, hacen que los resultados sean un éxito.

trasplante capilar panno

Para realizar el diseño de un trasplante capilar en la primera línea frontal hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. La regla de los tercios: para empezar la marcación, el Dr. Panno se guía por la denominada regla de los tercios. Esta consiste en dividir la cara en cuatro partes proporcionales para tener una referencia de dónde debe comenzar la frente.
  2. El fenotipo de la cara: además del paso anterior, y de la importancia de buscar el aspecto natural en el resultado final, el Dr. Panno tiene en cuenta los rasgos del paciente. Por ejemplo: si el paciente tiene rasgos redondos, habrá que hacer una frente más redonda. La musculatura de la frente también será tomada en cuenta para el diseño.
  3. La densidad: deberá ser lo más similar posible a la densidad real del paciente, sobre todo en el primer centímetro. También se podrá llegar hasta el primer centímetro y medio  o a los dos centímetros, según la curvatura de la cabeza del paciente. A partir de aquí, la densidad podrá ser inferior, como lo era antes del trasplante capilar para buscar siempre la mayor naturalidad. 

Tras la intervención, será fundamental el seguimiento de un tratamiento médico postoperatorio para garantizar la excelencia de los resultados, así como el cuidado de la zona tratada.